Trastorno obsesivo compulsivo
Toc tratamiento en Zaragoza

El trastorno obsesivo-compulsivo o TOC es un problema psicológico que afecta a entre un 1-2% de la población general e implica la presencia de obsesiones, compulsiones o ambas que comprometen a la persona gran parte de su tiempo, generándole un malestar clínicamente significativo en las áreas importantes de su vida (personal, familiar, social, académica, laboral, ocio).
Las obsesiones son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que la persona tiene de forma no voluntaria y no deseada (vividos como algo desagradable) y que normalmente intenta ignorar o neutralizar con algún acto, generalmente con una compulsión

Las compulsiones son comportamientos repetitivos (como lavarse las manos o contar números pares) en respuesta a una obsesión con el objetivo de prevenir, evitar o disminuir la ansiedad o malestar.
Un aspecto fundamental es que la persona puede ser más o menos consciente de que las obsesiones son irracionales o carecen de fundamentación objetiva pero el malestar que le generan les “obliga” irremediablemente a querer neutralizarlas o evitarlas por medio de las compulsiones. Así, las personas al cabo del tiempo, pueden ver que su calidad de vida ha empeorado (por ejemplo, evitan salir de casa por el tiempo que les lleva lavarse antes y después), además de que la dinámica en la que se encuentran puede tener un impacto en el estado de ánimo encontrándose tristes, irritables, enfadadas,…

El inicio del trastorno puede ser gradual o agudo. Algunos sucesos vitales estresantes representan un factor importante en el inicio del TOC. Los síntomas pueden comenzar con un contexto de aumento de la responsabilidad personal (por ejemplo: un trabajo con cierta responsabilidad). Además, ciertas experiencias traumáticas pueden favorecer el desarrollo del trastorno.
Un aspecto importante es el tiempo que transcurre desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se solicita ayuda: cuanto más tiempo pasa, la evolución del trastorno puede ser más compleja. Por ello, un aspecto importante es tener claro qué es lo que me ocurre y a quien puedo solicitar ayuda.
El tratamiento del TOC incluye psicoterapia, además de que algunas personas se ven beneficiadas por la medicación. Algunos aspectos que se abordan en psicoterapia implican valorar el momento en el que aparece el trastorno así como explorar la historia de desarrollo de la persona con el objetivo de identificar experiencias adversas, estresantes o traumáticas. Además, se valoran determinadas creencias que son claves en el desarrollo y mantenimiento del TOC, como la responsabilidad excesiva, la sobreestimación de la importancia del pensamiento y de control del pensamiento, la intolerancia a la incertidumbre y el perfeccionismo. El objetivo de la terapia psicológica para el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es que la persona desarrolle unas habilidades que le permitan relacionarse mejor con sus eventos internos (obsesiones) de tal forma que éstos no le generen malestar ni interfieran en su calidad de vida; así como aprender a regular su ansiedad de una forma útil, esto es, que les permita alcanzar sus objetivos vitales; desarrollar y desplegar un yo confiado, capaz de hacer frente a los sucesos, de ser auto-compasivo y afrontar eficazmente la responsabilidad y la incertidumbre; así como mejorar el estado de ánimo de la persona y dotarle de los recursos necesarios que se valoran en la entrevista y en el transcurso de la terapia.

Trastorno obsesivo compulsivo tratamiento (TOC).
Psicología para adultos en Vitae Zaragoza

He leido y acepto vuestra Política de Privacidad.

Contacta con vitae

¿Estás interesado en alguna de nuestras terapias?

Si tienes alguna duda seguro que podemos ayudarte, rellena el formulario con tu consulta o llámanos directamente al teléfono
976 216 175 | 691 324 432

Pin It on Pinterest