Violencia de género en Zaragoza

La violencia de género es “todo acto de violencia sexista que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psíquico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada” (OMS, 1995).

La violencia de género es aquella violencia que se ejerce sobre la mujer por el simple hecho de ser mujer con un objetivo de sumisión y control y que puede implicar diferentes formas:
• Violencia física.
• Violencia verbal.
• Violencia psicológica.
• Abuso emocional.
• Violencia sexual.
• Violencia social.
• Aislamiento.
• Violencia económica.
• Manipulación de los hijos.
• Otras formas de violencia: por ejemplo: violencia espiritual.

Los objetivos del hombre que ejerce violencia de género sobre la mujer son por un lado oprimir (usar la violencia para conseguir un fin) y configurar (redefinir las relaciones en términos asimétricos y desiguales).

Las secuelas psicológicas, físicas, sociales, económicas, sexuales y de cualquier otra índole dependen de varios factores, no obstante, las mujeres víctimas de violencia de género suelen sufrir estrés postraumático entre otros problemas psicológicos, además de un cambio en la concepción de sí mismas, de los demás, del mundo y del futuro.

Se ha llegado a describir una problemática específica para las mujeres víctimas de la violencia de género: síndrome de la mujer maltratada.

Las mujeres que han sufrido malos tratos pueden tener numerosos problemas psicológicos (estrés postraumático, ansiedad, depresión,…) y el hecho de sufrir violencia de género puede afectar a la percepción que tienen de sí mismas, pues a través de los diferentes tipos de violencia que comente el maltratador terminan considerándose no válidas, no queribles, no aceptables, repudiables,… Además sienten que no pueden esperar nada mejor o realmente temen por sus vidas o las de sus hijos, con lo que su visión del futuro suele ser pesimista. La percepción de los demás también cambia pues la violencia social facilita reducir el apoyo social y familiar y aumentar la sensación de desprotección y desapego en relación a los demás.

La violencia de género es un problema multifactorial que a día de hoy necesita la intervención de numerosos profesionales para abordarla. En el caso de las secuelas emocionales y psicológicas, la terapia psicológica ayuda a la mujer a reconocer la situación en la que se encuentra, a comprender cómo se mantiene esa situación, a contactar con los servicios sociales, jurídico-legales y médicos pertinentes, a trabajar sobre la sintomatología postraumática y/o ansioso-deprimida, a activar sus recursos y recuperar el apoyo socio-familiar y en definitiva a salir de una relación violenta.

Violencia de género.
Otras Terapias psicológicas en Vitae Zaragoza

He leido y acepto vuestra Política de Privacidad.

Contacta con vitae

¿Estás interesado en alguna de nuestras terapias?

Si tienes alguna duda seguro que podemos ayudarte, rellena el formulario con tu consulta o llámanos directamente al teléfono
976 216 175 | 691 324 432

Pin It on Pinterest