Terapia de duelo en Zaragoza

El duelo es una respuesta humana natural que conlleva una reacción emocional y comportamental ante la vivencia de ruptura de un vínculo afectivo importante, así como ante la pérdida de una persona, objeto o evento significativo. La muerte de un ser querido activa el proceso de duelo, pero también existen otros duelos no asociados a muertes como las rupturas sentimentales o afectivas.
El duelo es un proceso que incluye varias fases o etapas; a lo largo de las mismas la persona puede ver afectado su afecto, encontrarse triste, apática, enfadada, culpable, con ansiedad, alivio, paralizada, con síntomas somáticos como temblor o náuseas, vacio en el estómago, opresión en el pecho, debilidad muscular, sentimiento de soledad, reorganización de la vida externa, afrontamiento del futuro en ausencia de la persona, objeto o evento significativo, capacidad de sentir de nuevo el deseo, la alegría, la vitalidad, desarrollo de nuevas relaciones sociales, etcétera.

En cualquier caso, el duelo es una respuesta adaptativa que permite a la persona sobrellevar la pérdida de su ser querido activando mecanismos de apoyo social y familiar. A pesar de que la respuesta de duelo es diferente en cada persona, cuando las reacciones de duelo acompañan un tiempo superior a los 12 meses tras la pérdida, se vivencia con el mismo grado de malestar que al principio e interfiere en la vida de la persona es posible que hablemos de duelo patológico.

La terapia psicológica puede ayudar a la persona a afrontar mejor el duelo, entre los objetivos de la terapia para el duelo están:
• Psicoeducar sobre el duelo y sus fases.
• Mejorar la calidad de vida.
• Favorecer y acompañar las reacciones emocionales que acompañan el proceso de duelo.
Disminuir el estrés asociado a la pérdida.
Mejorar la salud psicológica (prevención de problemas médicos y psicológicos).
Algunos signos que hacen pensar que la persona está en un proceso de aceptación o integración de la pérdida tienen que ver con la capacidad de hablar de la persona sin desbordarse emocionalmente ni desconectarse, así como la capacidad de establecer nuevas relaciones y afrontar los diversos retos de la vida.
Saber que todo ha cambiado y que puedo vivir (no sólo sobrevivir) con ello es un síntoma adaptativo en el proceso de duelo y de recuperación de la persona.

Para ello, en terapia psicológica se afronta el duelo a través de cuatro tareas:
Aceptar la realidad de la pérdida.
• Trabajar las emociones y el dolor de la pérdida.
• Adaptarse a un medio en el que la persona perdida no está.
• Recolocar emocionalmente a la persona perdida y continuar viviendo.
Si te encuentras -o una persona cercana se encuentra- en un proceso de duelo y necesitas ayuda, acompañamiento y apoyo no dudes en consultarnos.

Terapia de duelo
Terapias psicológicas en Vitae Zaragoza

He leido y acepto vuestra Política de Privacidad.

Contacta con vitae

¿Estás interesado en alguna de nuestras terapias?

Si tienes alguna duda seguro que podemos ayudarte, rellena el formulario con tu consulta o llámanos directamente al teléfono
976 216 175 | 691 324 432

Pin It on Pinterest