Seleccionar página

Mindfulness en Zaragoza

Mind significa mente y fulness significa plenitud. El origen de la palabra mindfulness se encuentra en el término sati, que en pali significa consciencia, atención.
Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la Medicina y Psicología de Occidente. Ha sido y es estudiada científícamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la conciencia, reducir los síntomas físcos y psicológicos asociados al estrés y mejora el bienestar general.

Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. Jon Kabat-Zinn, conocido referente mundial es considerado el padre de mindfulness en Occidente, por haber introducido esta práctica dentro del modelo médico de occidente hace más de 30 años. Fundó la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Allí introdujo a los pacientes a la práctica de Mindfulness para el tratamiento de problemas físicos, y psicológicos, dolor crónico, y otros síntomas asociados al estrés.

Se trata de estar presente. Cuando la mente está en el presente no puede estar enganchado a temas del pasado o del futuro activando la depresión o la ansiedad.

La practica de MIndfulness alivia los síntomas de trastornos como la depresión o la ansiedad y tiene efectos positivos en la percepción del dolor.
La meditación también reporta mejoras en la memoria, la capacidad de concentración, la autoconciencia y la inteligencia emocional. Refuerza el sistema inmune, y mejora la percepción de soledad.
Actualmente algunas terapias específicas incorporan algunos principios y técnicas del Mindfulness como MBCT siendo tan eficaz como los antidepresivos, y reduciendo el riesgo de reincidencia.
Muchas técnicas se utilizan para paliar los efectos o mejorar la calidad de vida en personas con trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastornos de la ansiedad, dolor crónico, trastornos de la personalidad, estrés postraumático, etc.

El mindfulness facilita que el corazón y el cerebro craneal trabajen de forma sincronizada.
Cerebro y corazón mantienen una comunicación bidireccional constante, pero es el corazón el que domina esta comunicación: envía más señales al cerebro de las que recibe.
El corazón posee una extensa y sofisticada red neuronal (más de 40.000 neuronas) que ayuda a sincronizar y armonizar multitud de funciones orgánicas. Puede operar independientemente de la red cerebral para aprender, recordar, procesar información y tomar decisiones.

La práctica del mindfulness permite que ambos sistemas adquieran coherencia. Las señales coherentes que viajan del corazón al cerebro reactivan todos tus procesos corticales, lo que mejora tus funciones cognitivas, aumenta tu focalización mental, reduce tus niveles de estrés, y refuerza sentimientos positivos y estabilidad emocional.
Después de 3 minutos de práctica
Activas una Respuesta de Relajación, el modo opuesto del estrés. Tu cuerpo entra en un estado hipometabólico donde las células consumen menos oxígeno (hasta un 20% menos), tu corazón y tu cerebro adquieren un estado de coherencia y tus mecanismos psicobiológicos de crecimiento comienzan a restablecerse.
Después de 6 horas de práctica acumulada
Los escáneres cerebrales muestran que después de 6 horas de práctica diversos cambios estructurales comienzan a ser visibles en áreas relacionadas con tu regulación emocional. Además, tu capacidad de afrontar el estrés mejora significativamente, así como tu salud física y mental.
Después de 4 semanas de práctica
Después de 4 semanas los telómeros, las cápsulas que protegen el material genético, se alargan, retrasando tu envejecimiento celular y favoreciendo tu salud y bienestar mente-cuerpo, tal y como muestran los estudios de la Premio Nobel Elizabeth Blackburn.
Después de 8 semanas de práctica
8 semanas de práctica continuada permiten que genes vinculados con enfermedades derivadas del estrés (incluyendo la deficiencia de respuestas inmunes, varios tipos de inflamación, envejecimiento prematuro, adelgazamiento de la corteza cerebral, problemas cardiovasculares y cáncer) modifiquen su expresión.

Su práctica permite vivir una vida plena en el presente.
Mindfulness te ayuda a conocerte a ti mismo, a mejorar tu bienestar emocional, a desarrollar sensación de paz y a conectarte con los demás y el entorno.
NIÑOS: en los niños se trata de que conserven la actitud mindfulness con las que nacen y favorecer su atención y gestión emocional.
TRABAJO: Mindfulness nos ayuda a mejorar las relaciones interpersonales, desarrollar el trabajo con mayor atención y concentración, mejor manejo emocional, a sobrellevar las situaciones difíciles que se nos presentan en el puesto laboral y a desconectar cuando estamos fuera del horario laboral.
COMIDA: La alimentación con atención plena puede hacernos conscientes de nuestras propias acciones, pensamientos, sentimientos y motivaciones, y darnos introspección acerca de las raíces de la salud y la felicidad. Una alimentación consciente desactiva la reactividad de omer por estados emocionales.
DEPORTE: aprendes a escuchar y conectar con tu cuerpo, a concentrarte en el ejercicio, lo que permite mejorar tu rendimiento, prevenir lesiones y disfrutar de la actividad.

Psicología – Terapia Online
Terapias psicológicas en Vitae Zaragoza

He leido y acepto vuestra Política de Privacidad.

Contacta con vitae

¿Estás interesado en alguna de nuestras terapias?

Si tienes alguna duda seguro que podemos ayudarte, rellena el formulario con tu consulta o llámanos directamente al teléfono
976 216 175 | 691 324 432

Pin It on Pinterest